Dificultad para establecer un plan de alimentación para combatir los efectos de la diabetes

Cuando a una persona le diagnostican diabetes, rápidamente tiene que actuar sobre su organismo para atenuar en lo posible sus efectos, ya que, desgraciadamente, esta enfermedad no tiene aún cura alguna, por lo tanto, hay que dedicar todos los esfuerzos a aprender a convivir con ella, de la forma más natural y pacífica posible.

Para lograrlo, nos debemos establecer unas normas y códigos de conducta sobre la alimentación que vamos a tener que ingerir a partir de ahora. Esto implica cierto sacrificio, no lo vamos a negar, ya que comienza una batalla en la que tenemos que aprender a controlar los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial y el colesterol. Por supuesto, el peso también hay que mantenerlo a raya, pues existe una relación intrínseca entre todos estos niveles y el exceso de peso.

Por lo tanto, debemos saber conjugar, en la medida de lo posible, una dieta para diabéticos y una dieta para perder barriga, con lo que estaremos matando dos pájaros de un tiro.

Para elaborar adecuadamente una dieta para diabéticos, debemos contar con la supervisión de un nutricionista, que será en último término quien decida, previo análisis de tu organismo, qué alimentos incorporar a la dieta y cuáles no, su cantidad y los horarios adecuados.

En cualquier caso, nosotros te hemos preparado una selección de alimentos que están recomendados y avalados por estos especialistas de la nutrición, ya que poseen un índice glucémico bajo, para controlar el azúcar en sangre, además de ser ricos en vitaminas y minerales esenciales, para proveer al organismo todos los nutrientes necesarios para mantener un ritmo de vida lleno de energía y vitalidad.

Alimentos ideales para reforzar la salud y adelgazar

Entre los alimentos más recomendados, tanto para perder kilos de más como especialmente para aquellos que sufren de diabetes, están:

  • Las frutas cítricas, por estar llenas de fibra soluble y vitamina C, como la naranja, el limón, la toronja y la lima. Son ideales para controlar los niveles de glucosa y la presión sanguínea, además crean sensación de saciedad, por lo que la reducción de peso está asegurada. El cuerpo necesita un suministro continuo de vitamina C diaria, ya que al ser hidrosoluble se disuelve en agua, es decir, el cuerpo no la almacena, la utiliza y las cantidades sobrantes las elimina a través de la orina.
  • Los vegetales de color verde oscuro, por ser especialmente nutritivos, con gran variedad de vitaminas, entre las que destacan la A, B2, B6, C, E y K. Para que sean más efectivos en su función de adelgazar, hay que tener en cuenta el modo de cocción, mejor siempre tomarlos crudos, cocidos o al vapor.
  • Los frutos en forma de bayas, arándanos, fresas, frambuesas y moras. Son antioxidantes y también están cargados de vitamina C, que bloquean el daño causado por los radicales libres, además de aportar potasio y fibra.
  • Pescados, aquellos que son ricos en ácidos grasos omega 3, los llamados pescados azules: el salmón, el atún, la sardina, la trucha, la anchoa y el hígado de bacalao. Este tipo de ácidos grasos ayudan a reducir la presión arterial, bajar los niveles de triglicéridos en la sangre y reducir las enfermedades coronarias. Aún así, el pescado azul hay que tomarlo con menos frecuencia que tomaríamos el pescado blanco, pues contiene más cantidad de grasa.

Hasta aquí nuestras recomendaciones para luchar contra el sobrepeso y la diabetes, pero la última palabra la tienes tú. En tu mano está ponerle freno a la diabetes.